¡AY! ¡SI DON BLAS LEVANTARA LA CABEZA!

¡AY! ¡SI DON BLAS LEVANTARA LA CABEZA!.

 

 «Antes de que lo hagan los REGRESIVOS, como decisión adelantada para evitar que otros enarbolen la bandera regionalista, hagámoslo nosotros, aunque no nos agrade el nombre, porque sólo de este modo, podremos impedir que los intereses a los que atacamos se apoderen de ésta bandera para apoyar un nacionalismo o regionalismo al uso».

(ADQ 2) (AAX12). (Del libro de D. Enrique Iniesta, Blas infante toda su verdad volumen I, página.167.)”

Y no se equivocó. Que visión la de D. Blas, que diría si levantara la cabeza y viera que 41 años después (20 Octubre 1981) que las andaluzas y andaluces, aprobáramos mayoritariamente en referéndum democrático, el primer estatuto autonómico, por el que él entregó y dio su vida, que los regresivos gobiernan ENARBOLANDO SU BANDERA y con mayoría absoluta la JUNTA AUTONOMICA, institución por él anhelada eternamente?, cuestión ésta que jamás logró el ANDALUCISMO político ELECTORERO en los cuarenta años de existencia.

Su prematura aparición al ruedo político ELECTORERO, sin la existencia de un ANDALUCISMO SOCIOLÓGICO de base en las arterias sociales andaluzas, su indolencia pedagógica socio política , sus ambigüedades ideológicas, su inoperancia cultural , su asocialidad , incoherencias y «taifismos» personalistas , como su conformismo autonomista ,que una vez habiendo servido de instrumento impulsor del mismo y sin proyecto continuador aspirante a una PLENA SOBERANIA, lo llevaron a su desaparición en 2016, siendo responsable de la orfandad y desnorte de cientos de miles de andaluces y andaluzas que confiaron en dicho proyecto y que aún hoy en día no saben a quienes votar cuando llega el momento, para que ANDALUCIA consiga el máximo PODER POLITICO que le permita un definitivo AUTOGOBIERNO SOBERANO, dando lugar desgraciadamente a que se cumpliera el hecho que D.Blas presintió.

Jerez Diciembre 2022

(Al-isuladna)

Serie TVE1 «La Promesa» Candela y María Fernanda, criadas, andaluzas, entremetidas, incultas y maleducadas, al menos se expresan en andaluz.

LA PROMESA

Cuando aparecías por cualquier pueblo de España a mediados del pasado siglo XX, el comentario nunca faltaba.

  • ¿De dónde eres?
  • De Andalucía.
  • Hombre, andaluz, cuéntame un chiste.

Andaluz = gracioso. Andaluz: contador oficial de chistes.

Era un tópico que nos perseguía desde el siglo anterior cuando incluir a un gracioso con acento andaluz en cualquier comedia, revista o sainete constituía una segura garantía de éxito.

Siempre pensamos que cuando desapareciera el general bajito de la voz aflautada, y con él su horrorosa dictadura y su horrendo “cine español”, se nos tendría algo más de respeto y mucho más cuando nos dotamos de una autonomía con gobierno propio. ¡Ya teníamos gobernantes que nos iban a defender!

Sin embargo, estamos llegando al primer cuarto del siglo XXI y las cosas siguen igual… o peor.

En 1984 Manuel Summers dirigió una película cómica titulada “La Biblia en pasta”. En ella, Abel era rubito, educado y se expresaba en correcto castellano. En cambio, Caín, era moreno, maleducado y hablaba con acento andaluz.

A partir de entonces el estereotipo ha sido una constante: Cualquier serie televisiva cuenta con uno o varios personajes hablando en andaluz, aunque provenga de Cáceres. Las películas españolas siguen utilizando el andaluz para el humor. El teatro, más de lo mismo. En cualquier cadena de televisión -en especial Canal Sur- los informativos se hacen en perfecto castellano, en los programas de humor siempre hay alguien hablando andaluz o imitando el habla del pueblo andaluz.

El inteligente, el serio, el listo, el juicioso, el culto, el honrado, el intelectual, el formal, habla castellano; el torpe, el jocoso, el tonto, el mediocre, el inculto, el delincuente, el ignorante, el bufón, habla andaluz. El abogado habla castellano, el delincuente habla andaluz, el dueño de la casa habla castellano, la chacha habla andaluz. El rico habla castellano, el pobre habla andaluz. El político, el locutor y el orador andaluz hablan castellano, el pueblo andaluz habla andaluz.

Se llega a la barbaridad de doblar una película de Quentin Tarantino y cuando conversan personajes del sur -negros por supuesto- lo hacen con acento andaluz.

Ahora, TVE (Televisión española) anuncia la llegada de una nueva serie titulada “La Promesa”. Los protagonistas se llaman Nicole Santamaría, Aislin Derbez, Julieth Restrepo, Christian Tappan, Zharick León y muchos actores y actrices más con nombres complicados. Cada uno en su sitio, cada cual en su papel.

La serie también cuenta con dos criadas, Candela y María Fernanda, zafias, entremetidas, incultas y maleducadas. Eso sí, muy graciosas porque son andaluzas, o al menos se expresan con acento andaluz.

Vaya, otra más. El día que nos enfademos, verás tú la que se va a liar.

¿Qué celebramos en las fiestas de la toma?

¿QUÉ CELEBRAMOS EN LAS FIESTAS DE LA TOMA?

Diversas ciudades andaluzas (Sevilla, Jerez, Granada, etc.) celebran cada año la Fiesta de la Toma, conmemorando el día en que fueron invadidas por las tropas del resto de territorios peninsulares.

Mientras los invasores tomaban posesión de su conquista, nuestros antepa­sados derrotados tenían que abandonar la ciudad dejando sus vidas, sus bienes, sus recuerdos y sus allegados asesinados.

Familias que llevaban cientos de años viviendo en la tierra que les vio nacer, son masacradas, esclavizadas o desterradas porque tenían una religión, unas cos­tumbres y una lengua diferentes a las del invasor.

¡ Y hoy, celebramos ese día con una fiesta !

Nos obligan a recordar la victoria del fanatismo, la violencia y la fuerza contra la razón, la concordia y el respeto a los seres humanos. Las fiestas de la toma nos recuerdan la vigencia actual de la intolerancia. Con cada conmemoración parte al exilio el espíritu errante de nuestros ancestros porque unos invasores no acep­tan la diferencia.

El pueblo andaluz suele hacer manifestaciones de repulsa contra aquellos que pretenden imponer sus ideas por la fuerza de las armas, matando o expulsando de su territorio a quienes no son como ellos. ¿Por qué, entonces, celebramos con una fiesta el día que hicieron lo mismo con el pueblo andaluz?

Como descendientes del pueblo conquistado no queremos recordar el día en que fuimos derrotados. Como descendientes del pueblo conquistador no quere­mos recordar el día que invadimos, saqueamos y robamos. Como personas no queremos recordar el día en que seres humanos mataron a otros seres huma­nos. Como andaluces, pueblo universal, no queremos en estos tiempos, una nueva invocación a la violencia.

Los andaluces, las andaluzas, somos gente de paz. Queremos construir y no evocar tiempos pasados de guerras y desgracias. Si ya no celebramos el 18 de julio ¿por qué celebramos las fiestas de la intolerancia?

Queremos reconquistar el ser andaluz, volver a ser lo que fuimos, seres de luz. Queremos convivir en paz y armonía. Por ello, proponemos convertir las cele­braciones de la toma en una Fiesta de Encuentro de Culturas. No se trata de cambiar el pasado, sino de apostar por un futuro abierto donde se respeten todas las formas de pensar, todos los ideales y todos los pueblos.

“Vientos del norte que arrasaron nuestra casa antigua…

Bárbaras oleadas tenebrosas que nos combatían…

Siempre asolándonos esos vientos…

Son matanzas medievales las que estamos presenciando.

Yo quiero responder con pensamientos buenos a tanta violencia,

Y llevar un recuerdo de paz y de no violencia

para todos los hombres sin distinción.”

                                        Blas Infante

Manifiesto liberalista del Ceha por el 4D 2022

 Referencia: Página Web Ceha. 

 

MANIFIESTO LIBERALISTA DEL CEHA POR EL 4D 2022

El pueblo andaluz se encuentra ante otro 4D dominado por demagogias y tergiversaciones. Esta vez se producen a raíz de la aprobación, el pasado 8 de noviembre, del decreto 541/2022, por el que se declara oficialmente esta fecha como Día de la bandera de Andalucía. Como se explica en dicho decreto, esta declaración se hace bajo el paraguas de los artículos 10.3.3 y 10.3.24 de nuestro vigente Estatuto de Autonomía, donde se establece una obligación por parte de los poderes públicos de afianzar «la conciencia de identidad andaluza» y de velar «por la salvaguarda, conocimiento y difusión de la historia de la lucha del pueblo andaluz por sus derechos y libertades».

Sorprende, en primer lugar, la tardanza en institucionalizar el 4D como día crucial para nuestro pueblo a pesar de que Andalucía ha contado con Estatuto propio como nacionalidad histórica desde 1981, llamando más la atención que el responsable haya sido un partido de derechas después de décadas de gobiernos con mayoría socialista.

Pero lo verdaderamente significativo ha sido la reacción del denominado andalucismo ideológico de izquierdas. Pese a que la idea de declarar el 4D como día de la bandera fue sugerencia directa del líder histórico del PA Alejandro Rojas Marcos, esta versión del andalucismo no ha tardado en mostrar su malestar por lo que consideran un intento de banalizar esa fecha histórica vaciando de contenido el potencial liberador de nuestro gran día histórico.

Sin embargo, ¿no estamos ante el mismo andalucismo ideológico que, junto con el resto de partidos políticos, firmó y refrendó el Pacto de Antequera? ¿Y no se firmaba en este Pacto que la soberanía del pueblo andaluz quedaba subordinada a la indisolubilidad de la patria española y al reconocimiento de la monarquía como garante de la misma? Además, ¿no es ese andalucismo de izquierdas el mismo que, bajo el lema “Por un poder andaluz”, lleva cuatro décadas defendiendo el actual marco estatutario del 151, que ni es federalista ni mucho menos liberalista, mientras grita el Viva Andalucía Libre de Blas Infante?

Por tanto, resulta ciertamente demagógico que se critique que el presidente de la Junta, reivindicando el legado de Manuel Clavero Arévalo junto al del PA en la construcción de la autonomía andaluza, simplemente esté cumpliendo con su obligación institucional. Y tanto o más problemático es que se cuestione por haberse sumado a la defensa andalucista del mismo “statu quo autonómico” en el que se reconoce que Andalucía es una nacionalidad histórica por derecho propio y que el andalucismo de izquierdas lleva defendiendo como un logro desde su constitución.

Como no puede ser de otra manera, desde el CEHA celebramos que existan diferentes concepciones del andalucismo por una razón muy básica: la pluralidad ideológica (y el andalucismo no es ninguna esencia fija e inmutable) es el termómetro del librepensamiento y esta es la base irrenunciable de la democracia que asume la heterogeneidad de la sociedad andaluza, tal y como la promovía Blas Infante en la concepción de su propio andalucismo liberalista.

En cualquier caso, es evidente que no se debe infravalorar la crítica a las posibles intenciones partidistas del gobierno autonómico actual con su decreto. Pero este es un baremo que se debería aplicar sin contemplaciones a todas aquellas formaciones que enarbolen la verdiblanca en el ejercicio de su legítima actividad política. Después de todo, los símbolos de Andalucía pertenecen al pueblo andaluz en su totalidad.

Asimismo, tampoco se debe olvidar la defensa del 4D como el verdadero Día de Andalucía o que la aspiración soberanista del pueblo andaluz fue un elemento esencial aquel día de 1977 y debe estar presente en su conmemoración. En concreto, desde el CEHA hemos promovido esta visión de forma contundente en nuestros manifiestos liberalistas. Sin embargo, para hacer esta reclamación se debe ser coherente y defender, sin recurrir a los falsos estigmas de carácter colonial (indolencia, adormecimiento, baja autoestima, etc.), la idea de pueblo andaluz como único sujeto constituyente de Andalucía. Y es que solamente eliminando la tergiversación interesada del concepto de soberanía o de las propuestas de Blas Infante se evitará confundir a la ciudadanía andaluza, lo cual supone un primer paso imprescindible para establecer referentes claros al respecto fuera de proclamas electoreras, que tanta indiferencia y desapego producen.

Por último, desde el CEHA también queremos reclamarle coherencia al gobierno autonómico actual sobre lo que pregona en cuanto al respeto y enseñanza relativos al significado de nuestros símbolos, enfatizados en el nuevo Decreto. Para ello, nos centramos en nuestro escudo, un elemento que se incluye en la bandera en su uso institucional. En el Preámbulo del estatuto actual de Andalucía se explica que tanto la bandera como el escudo se aprobaron en la Asamblea de Ronda de 1918. Sin embargo, hasta este momento no se tiene constancia de la existencia de las actas de dicha asamblea. Esto no supuso ningún problema y, en el caso del escudo, existió un acuerdo entre los políticos firmantes del primer estatuto de autonomía de que nuestro escudo estaría basado en el que colocó Blas Infante sobre la puerta principal de Dar al Farah, la casa de Coria del Río donde residió sus últimos años de vida.

Como ha explicado en un estudio nuestro vicepresidente Estanislao Naranjo Infante, el propio Blas Infante diseñó el escudo de la casa de Coria del Río con una simbología muy precisa para representar el ideal cultural privativo de Andalucía. En una carta suya a Pedro Demófilo Gañán publicada en 1919 en la Revista de Andalucía, describiría, por ejemplo, que la figura principal es la de un Hércules que «vive para crear la conciencia de la vida… sujetando a un yugo de consciente armonía las fuerzas indomadas del Universo (los leones)… [y] que no cree en otra Providencia que en la Providencia de su propio esfuerzo.» Nuestro Hércules andaluz, además, luce una diadema triple que lo identifica como dominador de la materia, la mente y el espíritu. Asimismo, las dos columnas que lo flanquean presentan una mezcla de estilos clásicos para indicar un sentido heterodoxo muy concreto de perfección. En definitiva, se trata de un escudo que representa una idea de Andalucía «que pueda llegar a servir de faro de luz a la Humanidad», que resalta la heterodoxia y la inteligencia por encima de la fuerza bruta, y que incide en la idea de la construcción de la conciencia del pueblo andaluz en función de sus particulares principios culturales sobre los que Blas Infante cimenta su ideal soberanista.

Teniendo en cuenta lo anterior, resulta evidente que cualquier modificación de un diseño tan preciso supone una adulteración de su significado simbólico original. Y, de hecho, esto es lo que ocurre con el escudo oficial actual. En este sentido, no solo hay que señalar la adición en el mismo de la piel del león de Nemea sobre los hombros de Hércules, despojándolo de su naturaleza andaluza con su dominio de la inteligencia para transformarlo en un mito de universalidad abstracta en el que predominan la violencia y la fuerza bruta. De igual forma, la representación uniforme de las columnas en el escudo oficial contribuye a la adulteración al eliminar ese sentido de perfección heterodoxa que resaltaba Blas Infante. También resulta incomprensible la existencia de múltiples versiones de las diferentes figuras y elementos del escudo según quién lo reproduzca, algo impensable para cualquier otro símbolo oficial. Y mención aparte merece la colocación de una corona monárquica en su uso actual para la presidencia del gobierno andaluz, algo que contradice tanto la naturaleza no heráldica del escudo de Coria como el ideal liberalista infantiano.

Por ello, el CEHA le solicita al gobierno actual, primeramente, que el escudo de Dar al Farah pase a ser el escudo oficial de Andalucía de ahora en adelante. Asimismo, le pide que, en cumplimiento de los objetivos del Estatuto vigente y como parte de la campaña informativa sobre la bandera fijada en el reciente decreto sobre el 4D, se difunda el conocimiento del verdadero significado de ese escudo. Y, finalmente, lo conmina a que se vayan sustituyendo progresivamente los escudos y banderas oficiales actuales de forma que, en un periodo razonable de tiempo, se homogenice el uso del escudo de la casa de Blas Infante en todos los contextos.

La verdad y el conocimiento son esenciales para que nuestra conciencia andaluza se identifique con el ideal de un pueblo librepensador que, como nuestro Hércules, aspire a construir su soberanía mediante el fomento de la inteligencia como principio civilizador. Trabajar por estos valores es responsabilidad de todos los colectivos andaluces y, de forma especial, de quienes nos representan o aspiran a hacerlo.

POR UN PUEBLO ANDALUZ REALMENTE SOBERANO,

¡VIVA ANDALUCÍA LIBRE!

El rol del «Comercial Fantasma». Artículo de Julio Jiménez Cordobés. Agosto 2022. Tema, «ventas».

Cuando comencé mis estudios en la facultad de ciencias de la Educación de Sevilla la ilusión era consagrar mi vida profesional al ejercicio de la formación escolar y universitaria. Jamás pensé que dedicaría más de 33 años al mundo de la venta farmacéutica.

¡Sí! comercial farmacéutico, representante médico, ¡vendedor! En esos inicios no existían los términos “Key Territory Manager (KTM), Key Account Manager (KAM), Product Managers, Community Managers etc… Sólo se hablaba de los conceptos de vendedor y de sus Jefes.

 Fue poco a poco, con el paso de los años, cuando fueron apareciendo esos términos en las grandes multinacionales.

Todo evoluciona, también lo hicieron las herramientas para organizar el trabajo, facilitar análisis, etc. Surgieron los ordenadores portátiles, los teléfonos móviles inteligentes, los programas específicos de ventas, el famoso CRM, Customer Relationship Management (Gestión de relaciones con el cliente, que nos permite clasificar, registrar, segmentar, realizar seguimiento de nuestro trabajo y comprobar el grado de satisfacción, llevar a cabo una evaluación de nuestra labor).

Lo que no ha desaparecido, ni siquiera evolucionado, es el concepto del “Comercial Fantasma” y del “Jefe Fantasma”, permítanme que utilice el argot que solemos emplear dentro de este gremio. Si lo desean más formal: Comercial egocéntrico, falso comercial, jefe egocéntrico, falso jefe.

El daño que producen estas dos figuras que se dan con demasiada frecuencia en las grandes empresas, puede llegar a ser irreparable. No entiendo cómo las compañías no han creado mecanismos para protegerse de estos roles. Que bien vendría un departamento de “asuntos internos” dedicado a velar por la salud del tejido interior empresarial.

El fantasma comercial es uno de los mayores peligros en el mundo de las ventas y de la dirección de equipos. Suelen ser personas con una admiración desmedida hacia sí mismos, en la mayoría de las veces hay que añadir la incapacidad para desempeñar su trabajo. Personajes con problemas en la gestión de sus emociones, con sensación de inferioridad, presumidos, déspotas, narcisistas que se creen superiores al resto. Se sienten víctimas, no arriesgan por temor al fracaso, rechazan el cambio como proceso de evolución, les gusta presumir, alardear de sus falsos éxitos, presentan actitudes teatrales en su obsesión por llamar la atención de los demás. Su servilismo es sinónimo de peloteo continuo a sus superiores. Son especialistas en recorrer las cloacas de las empresas. Me atrevería a decir que venden su dignidad comercial por mantener sus privilegios. La honestidad comercial es un regalo muy caro, no la esperes del fantasma empresarial.

Si estas empezando en este sector de ventas, ¡no te asustes! Es un mundo apasionante, tendrás que darlo todo, pero a su vez recibirás mucho. Se llega a amar tanto que cuando te ves a las puertas de la jubilación te resistes a dejar lo que durante años ha sido una motivación continua de crecimiento.

Algunos síntomas del rol del fantasma comercial:

  • Suele ser una persona que habla mucho, pero hace poco.
  • Su complacencia con los jefes se convierte en servilismo. Los persigue, se sienta con ellos en todas las comidas, etc.
  • Siempre llama la atención, presume de conocer a todos los clientes, alardea de trabajar más que nadie. Suele hacer de la mentira uno de sus principales argumentos.
  • En el campo del trabajo administrativo siempre cumple con todos los objetivos propuestos, por ejemplo, clientes visitados. Mientras el equipo no alcanza el 100% de la cobertura, él o ella presume, el jefe lo pone como ejemplo en todas las reuniones, (en este trabajo todos sabemos que es imposible conseguir el 100% de cobertura de visitas diarias y mensuales).
  • Comercial con grandes carencias formativas que son sustituidas por una adulación exagerada a los gerentes de zona y directores generales.
  • Presume de sus datos de ventas. Si son buenos es resultado de su eficacia y buena profesionalidad, si son negativos, es como consecuencia del mal hacer de su compañero que comparte zona de influencia. En gran cantidad de casos, detrás de resultados buenos siempre hay alguna actividad poco honrosa guardada celosamente.
  • Muy individualista incapaz de trabajar en equipo.
  • Suele ser la persona adecuada que el director fantasma intenta colar en el comité de empresa de una compañía  tóxica.

Algunos síntomas del rol del director comercial fantasma:

  • Contrata a amigos, familiares, fantasmas comerciales, personas que le rindan pleitesía y que sean más incompetentes que él mismo.
  • Su incapacidad se manifiesta en un desastre de organización y nulo manejo de los recursos comerciales, ejemplo las herramientas TIC.
  • Exceso de autoestima con sentimientos de grandeza.
  • Incapacidad para aceptar la crítica. Nadie debe cuestionar su autoridad.
  • Incapaz de aceptar el éxito ajeno, no suele pedir ayuda a otras personas.
  • Disfruta cuando se le halaga, acapara la atención.
  • Maquiavélico. Utiliza a las personas en beneficio propio.
  • Exige admiración incondicional a sus fieles, controla sus ideas, acciones y comportamientos, utilizando el chantaje emocional.
  • Siempre recompensa a sus seguidores y aduladores.

Estos roles suelen aparecer en todas las unidades de negocios. Cuando son esporádicos hay que saberlos localizar actuando para que no te puedan afectar. El problema es cuando se convierten en un mal endémico, cuando el director comercial lidera el fantasmeo, contratando a gerentes de ventas y comerciales fantasmas, la mayoría con afinidades familiares, o amigos, mucho más incapacitados que él. Convertir una empresa en un “Cortijo”, es una forma de asegurar sus puestos, los sillones del poder económico.

Con el tiempo, contemplaremos cómo la gente valiosa se marcha. A esta estampida le seguirá el personal que pensó que podía cambiar las cosas, quedándose los colaboradores nocivos, asistiremos al funeral de la empresa, al nacimiento de una “empresa tóxica”.

En este caso, hay que tener una respuesta inteligente, seguir trabajando, intentando que la epidemia te afecte lo menos posible hasta que encuentres un nuevo proyecto donde tu dignidad profesional no se vea afectada.

Julio Jiménez Cordobés.

Representante médico en proceso de Jubilación.

2 agosto 2022

Los pueblos por si pero no para sí, sino para la solidaridad. (Blas Infante. Dictadura pedagógica)

LOS PUEBLOS POR SI PERO NO PARA SI, SINO PARA LA SOLIDARIDAD.

Texto extraído por José Montaño.

  “El fin natural de la existencia de un pueblo, es como el de la existencia de un individuo, el de engrandecerse por sí, pero no para sí, sino para la SOLIDARIDAD entre los hombres, ES DECIR: PARA LOS DEMAS PUEBLOS DE LA TIERRA.

A este concepto último, están ordenadas las existencias de los individuos y las de los pueblos. Engrandecerse para otorgar o donar graciosamente, ( por el divino goce de dar) su grandeza espiritual o recursos materiales a los demás pueblos e individuos, a fin de engrandecerlos a todos para la obra común que precisa del concurso de todos, también; hasta de los inútiles, pobres de espíritu y degenerados; porque sin la existencia de éstos, no podrían los ricos de alma ejercitarse en una disciplina necesaria para el común perfeccionamiento: o sea para la realización de la divinidad en la humanidad; y, por tanto, para la efectividad del objetivo humano; Esta disciplina es la PIEDAD. Engrandecerse por sí, por el propio esfuerzo, y por el propio dolor, para dar la grandeza adquirida por sí, graciosamente a los demás movido por el amor a la humana creación.

 Este comunismo que falta por crear, de los individuos, es alma que se necesita también crear en la solidaridad de los pueblos que vendrán a formar la Sociedad comunista universal de lo Porvenir.

 La creación del alma comunista, sino viene a ser afirmada en las patrias, o personalidad común de los individuos que constituyen los pueblos, jamás podrá llegar a existir en los individuos, porque existirían siempre grupo humanos, y sin la creación en ellos de ese alma, jamás podrá entre ellos llegar a ser efectiva la Hermandad, absolutamente necesaria entre los pueblos, para que pueda darse entre los individuos que a esos pueblos viniesen a integrar.

Estas ideas no son nuevas. Conscientemente aplicadas fueron en Andalucía, hace unos ocho años, al constituirse la organización *nacionalista andaluza*: Los definidores del ideal de la existencia de este pueblo, lo encontraron así formulado en Naturaleza, y confirmado con ejemplos elocuentísimos de su interesante y desconocida historia

<<ANDALUCÍA POR SI; PERO NO PARA SI, SINO PARA LA HUMANIDAD>> (Texto extraído literalmente del Libro de D, Blas Infante la Dictadura Pedagógica en sus páginas 230 y 231, Editado en 1922- Edición Fundación Blas Infante 1989)

“Los Tiempos Nuevos, destruyeron las chozas sin edificar el palacio, y los hombres se encuentran a la intemperie” Blas Infante

¡ NO A LA GUERRA ¡

Pepe Montaño

DIGNIDAD PARA BLAS INFANTE: Los símbolos de Andalucía deben ser respetados.

Desde estas líneas queremos denunciar la aparición en redes sociales de una “original” felicitación navideña usando para ello la figura de nuestro precursor don Blas Infante.

 Desconocemos si esta publicación es consecuencia de la ignorancia, la maldad o la más supina sandez. Aunque el resultado trasciende la anécdota convirtiéndose en una ofensa, llegándose a olvidar hasta el verde original del personaje navideño, abrazando el comercial rojo de la multinacional del refresco.

 ¿Alguien se imagina a un seudoprogresista de izquierda o a un conservador de derecha ridiculizando cualquiera de sus símbolos? ¿Qué desconocimiento, qué falta de identidad puede mover a una organización que se auto titula andalucista para humillar a la persona que luchó y murió por defender una Andalucía digna y dueña de su futuro? ¿Cómo se puede tener tamaña falta de respeto con quién ha posibilitado que Andalucía tenga sus propios órganos de gobierno de los que intenta formar parte este partido político? ¿Conocen el significado de la palabra soberanía? ¿No se dan cuenta de que están tirando piedras a su propio tejado?

 Si no nos respetamos a nosotros mismos. ¿Cómo vamos a exigir a los demás que nos respeten?

 Es una triste pena constatar que existiendo defensores de Andalucía no son necesarias organizaciones políticas que la ataquen.

 Evocando a nuestro honorable, noble e íntegro símbolo, se percibe más que nunca la necesidad de que “el pueblo andaluz conozca su verdadera historia y esencia”.

 

Firmado:

Centro Cultural Andaluz Andalucía Altiva. (Cecuan).

Instituto Almenara para el progreso y el desarrollo de Andalucía.

Instituto de Identidad Andaluza. (IdIA)

 

                                           

«In memoriam». En memoria de todos los masones represaliados en Andalucía. Por Julio Jiménez Cordobés

En memoria de todos nuestros hermanos masones que dieron sus vidas luchando por las injusticias sociales, por la igualdad, la fraternidad, la libertad.  El estar ausente no anula el recuerdo, ni compra el olvido.

Los ciudadanos que ignoran su historia están condenados a repetirla. Para liquidar a los pueblos solo hay que privarles de la memoria destruyendo los libros, sus culturas, sus tradiciones.

 No sé dónde podéis estar, en una cuneta, una fosa o detrás de una lápida anónima donde han borrado todos los símbolos de pertenencia al “Arte real”. A pesar de nuestro olvido, a pesar de la amputación de nuestros recuerdos deseo hacer realidad el objetivo del grado 5, Maestro Perfecto: “El masón tiene el deber de tributar a sus hermanos el respeto que merece su memoria”.

 ¡La emoción me inunda el alma! La rabia y la tristeza se convierten en impulsos, fuerzas para seguir difundiendo el resplandor que emana de vuestras tumbas. Ya es hora de hacer visible vuestros pensamientos antes que sobreviva los de vuestros verdugos. Somos seres humanos, decidimos pelear por nuestros sueños, construimos ideas a partir de las emociones, de la cultura. ¿Por qué se puede llegar a odiar a las personas que son ríos de sabiduría que nacen en el reconocimiento de la ignorancia y sólo desean dar conocimientos al pueblo?

De nada nos vale defender la España del tópico si no defendemos la España de la justicia, de la integración, de las libertades, de la educación, de la vida, de la fraternidad frente al extremismo, del humanismo versus la ideología.

Ya lo dijo D. Miguel de Unamuno:

“Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir. Y para persuadir necesitaríais algo que os falta: razón y derecho en la lucha.

No puedo olvidar, necesito difundir el sufrimiento, la sinrazón, los abusos que se cometieron con nuestros hermanos masones en nombre de no sé qué España Grande y Libre.

Durante el desarrollo de la guerra “Incivil”, en Andalucía, en las ciudades que caían en manos de los sublevados se detenía a los masones, se les encarcelaban y pasaban por las armas, sin juicio, sin sentencia. Se ordena la disolución de las logias y obediencias. Se confiscan bienes y pertenencias. Se imponen multas millonarias. Inhabilitación profesional tanto en trabajos públicos como privados. Destierros. Penas de entre 20 y 30 años de reclusión mayor para los masones y entre 12 y 20 años para los cooperadores.

El número de masones fusilados conocido asciende a 298 personas identificadas. En Carmona se le aplicó el “Bando de Guerra” al menos a 7 ex-miembro del Triángulo “Vida Nueva”. En Alcalá de Guadaira a 12 integrantes de la logia “Filipinas”, 17  de la logia “hijos de la Viuda” en Ceuta, 24, del taller “Trafalgar de Algeciras”, en Écija, Utrera, Lora del Río, Posadas, Lucena, Palma del Río, Puerto Real, San Fernando,  La Línea, San Roque, etc… Es decir, Granada (25 fusilados), Cádiz (118) fusilados, Sevilla (66 fusilados), Huelva (29), Córdoba (27), Málaga (13), Almería (6), Jaén (5)…

Entre los hermanos pasados por las armas figuran: Horacio Hermoso y Fernández de la Bandera alcaldes de Sevilla, los diputados Manuel Barrios, Francisco Aguado, Adolfo Chacón, Pedro  de la Mata, Rafael Calbo, Pedro Molpeceres, Gabriel Gonzáles Taltabull, Fernández Jiménez, José Palanco, Juan Gutiérrez Prieto, Fermín de Zayas, Gran Maestre de la Regional durante la 2ª República etc..

En Córdoba, el 28 de julio mataron al ex diputado de las Cortes Constituyentes Joaquín García Hidalgo, miembro de la logia Turdetania. En agosto sufrieron el mismo trágico fin el eminente médico Manuel Ruiz Maya, de la misma logia, al igual que José Guerra Lozano, que había sido presidente de la Diputación. En septiembre fusilaron al destacado epidemiólogo doctor don Sadí de Buen Lozano, cuyo hermano Demófilo ostentaba cargos directivos en el Gran Oriente Español. Más tarde asesinaron a otro miembro de Turdetania, Pablo Troyano Moraga, también ex presidente de la Diputación.

Al terminar la guerra aparecen distintos organismos civiles y militares con el objetivo de aniquilar a un enemigo ya derrotado. Las leyes que más daño hizo a nuestros hermanos fueron:

“Ley de Responsabilidades Políticas”. (1939 – 1966) Brazo ejecutor: Tribunal Regional de Responsabilidades Políticas. “Ley de Represión de la Masonería y el Comunismo” (1949 – 1964). Brazo ejecutor: “Tribunal especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo”

Podrán fusilarnos, condenarnos con eternas penas de cárcel, despojarnos de nuestros bienes personales, quitarnos nuestros trabajos, condenar a nuestras familias al pago de multas millonarias, podrán cortar las flores del jardín de la masonería, pero siempre, ¡siempre, volverá una nueva primavera!

Uno de los símbolos del recuerdo es “La Acacia” su madera representa la pureza de los principios masónicos, el renacimiento del pensamiento, la muerte de la ignorancia para dar vida al discernimiento, la razón, al pensamiento crítico. Distintivo de la verdadera iniciación, de la resurrección para una vida futura. Su verdor perenne junto con la dureza incorruptible de su madera expresa la idea de la vida que permanentemente renace victoriosa de la muerte, sus hojas se levantan al alba para recibir la luz de la sabiduría, se inclinan al atardecer para protegerse de la oscuridad del pensamiento. ¡Seamos acacia para no olvidar a nuestros hermanos en el Oriente Eterno!

Nuestro taller se ha convertido en una gran fosa iluminada por la luz del conocimiento donde descansan todos nuestros hermanos, de sus entrañas surge un gran cordel, intento recogerlo, pero no tengo suficientes fuerzas, es la llave para esparcir por la humanidad la semilla, el faro que alumbra el camino hacia la verdad. ¡Hermanos! Necesito vuestra ayuda para recoger el cabo que nos llevará a restaurar la dignidad de nuestra orden, para no olvidar, para honrar ante la sociedad a todos los masones cruelmente perseguidos.

Autor: Julio Jiménez Cordobés.

Octubre 2021

Fuentes:

Bibliografía y documentación:  Los masones andaluces en la república, la guerra y el exilio. Autor. Leandro Fernández Rey y Fernando Martínez López. (Coordinadores). Universidad de Sevilla.

https://www2.uned.es/dptohdi/museovirtualhistoriamasoneria/5historia_masoneria_espana/M%20y%20franquismo.htm

EnglishSpanish
A %d blogueros les gusta esto: