Serie TVE1 «La Promesa» Candela y María Fernanda, criadas, andaluzas, entremetidas, incultas y maleducadas, al menos se expresan en andaluz.

LA PROMESA

Cuando aparecías por cualquier pueblo de España a mediados del pasado siglo XX, el comentario nunca faltaba.

  • ¿De dónde eres?
  • De Andalucía.
  • Hombre, andaluz, cuéntame un chiste.

Andaluz = gracioso. Andaluz: contador oficial de chistes.

Era un tópico que nos perseguía desde el siglo anterior cuando incluir a un gracioso con acento andaluz en cualquier comedia, revista o sainete constituía una segura garantía de éxito.

Siempre pensamos que cuando desapareciera el general bajito de la voz aflautada, y con él su horrorosa dictadura y su horrendo “cine español”, se nos tendría algo más de respeto y mucho más cuando nos dotamos de una autonomía con gobierno propio. ¡Ya teníamos gobernantes que nos iban a defender!

Sin embargo, estamos llegando al primer cuarto del siglo XXI y las cosas siguen igual… o peor.

En 1984 Manuel Summers dirigió una película cómica titulada “La Biblia en pasta”. En ella, Abel era rubito, educado y se expresaba en correcto castellano. En cambio, Caín, era moreno, maleducado y hablaba con acento andaluz.

A partir de entonces el estereotipo ha sido una constante: Cualquier serie televisiva cuenta con uno o varios personajes hablando en andaluz, aunque provenga de Cáceres. Las películas españolas siguen utilizando el andaluz para el humor. El teatro, más de lo mismo. En cualquier cadena de televisión -en especial Canal Sur- los informativos se hacen en perfecto castellano, en los programas de humor siempre hay alguien hablando andaluz o imitando el habla del pueblo andaluz.

El inteligente, el serio, el listo, el juicioso, el culto, el honrado, el intelectual, el formal, habla castellano; el torpe, el jocoso, el tonto, el mediocre, el inculto, el delincuente, el ignorante, el bufón, habla andaluz. El abogado habla castellano, el delincuente habla andaluz, el dueño de la casa habla castellano, la chacha habla andaluz. El rico habla castellano, el pobre habla andaluz. El político, el locutor y el orador andaluz hablan castellano, el pueblo andaluz habla andaluz.

Se llega a la barbaridad de doblar una película de Quentin Tarantino y cuando conversan personajes del sur -negros por supuesto- lo hacen con acento andaluz.

Ahora, TVE (Televisión española) anuncia la llegada de una nueva serie titulada “La Promesa”. Los protagonistas se llaman Nicole Santamaría, Aislin Derbez, Julieth Restrepo, Christian Tappan, Zharick León y muchos actores y actrices más con nombres complicados. Cada uno en su sitio, cada cual en su papel.

La serie también cuenta con dos criadas, Candela y María Fernanda, zafias, entremetidas, incultas y maleducadas. Eso sí, muy graciosas porque son andaluzas, o al menos se expresan con acento andaluz.

Vaya, otra más. El día que nos enfademos, verás tú la que se va a liar.

EnglishSpanish
A %d blogueros les gusta esto: