Antonio AguileraPaco Casero

Hacia una verdadera Transición Ecológica.

«Francisco Casero Rodríguez, Antonio Aguilera Nieves».

Hacer virtud de los problemas. Extraer las lecturas positivas de los momentos difíciles. Aprovechar las situaciones difíciles para transformar las complicaciones en oportunidades. El freno de las actividades industriales, comerciales, turísticas motivadas por la crisis del coronavirus está mostrando beneficios en términos de reconciliación de la humanidad con la Tierra, a la que tanto estamos castigando sin tregua desde hace años y que tiene como crucial consecuencia el calentamiento global, situación que hace que los científicos estén bautizando a esta nueva era como Antropoceno. Hemos pasado de ser una más entre los millones de especies del planeta a ser la que conduce los designios del resto. Pero lamentablemente, este liderazgo lo estamos ejerciendo mal, estamos provocando la sexta extinción mundial. Según algunos científicos hay una probable relación entre la pandemia y la reducción acelerada de la diversidad biológica, tanto en cuanto a número de especies como a la desaparición de ecosistemas completos.

Las políticas que reivindican otra manera de hacer las cosas, las estrategias que consideran las implicaciones de nuestros actos hoy en la vida de las Generaciones Futuras no han sido consideradas lo suficiente en su importancia por los máximos dirigentes mundiales. La prueba está en la falta de contundencia y unanimidad en las sucesivas cumbres del clima. El anunciado Pacto Verde Europeo tiene que ser una alianza sólida sobre la que construir, tiene que consolidarse. Nosotros, como Fundación Savia nos hemos incorporado a la misma.

No podemos optar por soluciones simplistas, cortoplacistas, como está ocurriendo en algunas comunidades autónomas con la reducción de las exigencias ambientales, urbanísticas o industriales. Tenemos que trabajar en soluciones duraderas, quizás más complejas de abordar, pero las únicas con las que de verdad asumimos la responsabilidad que hoy nos toca. Por eso, esta anómala situación que a todos nos gustaría que fuese lo más breve posible, tiene que ser también una oportunidad para repensar muchos aspectos de nuestro modelo social, económico y ambiental.

En estas semanas se ha evidenciado la relevancia del mundo rural como factor fundamental de un desarrollo equilibrado. Se ha comprobado la necesidad de dotar de infraestructuras de telecomunicaciones en especial a la población más alejada de las ciudades y centros administrativos, pues el acceso a las mismas se ha destacado en esta crisis como un elemento de nivelación de competitividad, de oportunidades para darse a conocer. Hemos comprobado la importancia fundamental del sector agrícola, ganadero, con sus transformaciones correspondientes, como sector estratégico de abastecimiento. Del sector forestal, como lucha en la desertificación, suministrador de material como biomasa, generador de mano de obra. Estamos viendo cómo, la producción ecológica, de proximidad, las huertas, los canales de comercialización dan alimentos seguros, empleo, clima, seguridad, salud.

Esta ralentización de la actividad económica global, esta menor presión de la actividad humana en los ecosistemas está teniendo frutos en la biodiversidad. La Naturaleza es enérgica, bondadosa, generosa. El estado de alarma ha coincidido en nuestro territorio con la primavera, el ciclo del año donde la mayor parte de las especies animales crían, donde las plantas crecen y florecen, cuando se produce una verdadera explosión en las poblaciones de invertebrados.

Tenemos ante nosotros la gran oportunidad de aprovechar esta fuente de vida que la naturaleza nos ofrece y acompasar nuestros pasos, nuestras actuaciones para no cercenarla como hemos hecho demasiadas, demasiadas veces, sino para acompañarla, potenciarla. De forma complementaria y paralela estaríamos abordando de lleno uno de los más graves problemas estructurales a los que nos estamos enfrentando, la despoblación rural. Porque las políticas ambientales, el calentamiento global, el reto demográfico, la transición agroalimentaria deben ser abordados conjuntamente.

La Fundación Savia ha trasladado un informe a los gobiernos del estado y autonómicos con propuestas de defensa y puesta en valor de  la ganadería extensiva y de montaña, control de la actividad cinegética, sector apícola, protección de los sistemas agrarios de alto valor natural, ecosistemas de campiña, producción ecológica, reducción del uso de agroquímicos, protección del suelo fértil, agua, custodia del territorio, política forestal, recuperación de humedales, ecosistemas marinos, crecimiento urbano, producción y transformación alimentaria, movilidad. transporte de mercancías, economía circular o transición energética entre otras.

Porque es el momento de decidir el camino que queremos tomar. Valorar si las grandes extensiones de monocultivos y la productividad deben primar sobre la seguridad, la gobernanza y la sostenibilidad. Si superamos de una vez por todas la dependencia de los combustibles fósiles. Si la dependencia de ciertos territorios del turismo masivo era una receta adecuada. Si la huida hacia delante del hacinamiento y marginalidad urbana es la vida que habíamos soñado.

Los grandes retos sociales, económicos y ambientales a los que nos enfrentamos, son el calentamiento global, despoblamiento rural, la soberanía alimentaria, la pérdida de biodiversidad, la protección de los colectivos vulnerables. Tienen que ser abordados conjuntamente con criterios de justicia social y con una verdadera participación de los agentes sociales. Es inaplazable abrir un espacio de amplia concertación y participación social que posibilite que todos podamos ser parte activa de la solución.

Tiene que ser hoy el gran momento que estábamos esperando todos a los que nos duele el expolio y la sangría de la Tierra. Puede ser una magnífica oportunidad para asumir nuestra responsabilidad con la Tierra, nuestra fuente de vida, y nuestro mejor legado para las Generaciones Futuras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.