Poesía

Poema para ti.

 

POEMA PARA TI

Ahora que te vas

y sigue la mirada tu último paso,

tiemblo como siempre

como cada vez que te vas.

 

Hay un remanso en el parque,

donde doblan las velas las olas.

Ahí me siento y escribo,

preñado en tus ojos,

en tu boca furtiva.

 

Son las palmeras testigos

los vagabundos gatos

compañeros,

las ausentes gaviotas

prisioneras

que llevan en las alas

suspiros.

 

Esta herida en sal

que se abre con la ausencia

me acompaña de por vida.

En cada aliento nocturno

veo tu rostro,

en cada viajera te encuentro.

 

Intacto se fue el carmín de tus labios,

sedientos los míos del rojo desprendido

esa miel que me niegas se va enfurecida,

si por ella fuera endulzaría mi boca.

 

Marcos G. Sedano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *