Estanislao Naranjo Infante

Blas Infante y la Masoneria. 1. Pertenencia y Rito de Pertenencia.

Publicado el

 

 

Blas Infante tiene una educación católica, como corresponde a la época, acrecentada con su estancia durante el bachillerato  en el Colegio de los Escolapios de Archidona.

         Sin embargo se produce una transformación en él, abandonando la religión en la que se crió e ingresando en la masonería tempranamente. Cuando escribe “Ideal Andaluz” ya pertenecía a la masonería.[1]

Una evolución muy común entre los que, en palabras de Infante, hace una “reelección religiosa” se determina por la existencia de la duda sobre lo aprendido, la profundización posterior en la religión aprendida para satisfacer el vacío del espíritu y, de no encontrarse, se busca una alternativa, bien en una religión “oficial” (por llamarla de alguna manera) o en creencias alternativas dentro del esoterismo. Esta búsqueda de la espiritualidad quizás llevara a Blas Infante a la masonería e incrementara su gusto por lo esotérico.

         Sin embargo, a través de su biblioteca podemos observar las inquietudes de Infante por la búsqueda de la espiritualidad fuera de la religión católica heredada.

         Hay libros de otras religiones, que podemos denominar “oficiales”, como el Corán, el Asvesta, budismo o el libro del Tao,[2] y otros que podríamos denominar de una forma amplia y quizás poco rigurosa como esotéricos.[3]

         Cualquiera que fueran las causas y motivos para ello, sin hacer desprecio de la religión en la que se había criado (también hay numerosos libros religiosos católicos en la biblioteca), podemos constatar que Blas Infante era masón.

Como se ha establecido más arriba, es indudable la pertenencia de Blas Infante a la masonería desde, al menos, 1.914, ya que el comienzo de Ideal Andaluz tiene la estructura y la terminología de una “plancha” masónica.

Parafraseando al Evangelio, “el que tenga oídos para oír, que oiga”

         “Ideal de la Vida”

                    La Vida está latente para crear la Perfección Absoluta.

                   La Vida es lo Relativo caminado a lo Absoluto en el vehículo de la Forma.

                   Cuando obra perfección, adelanta en el camino que conduce al fin. En definitiva, sólo triunfan los perfectos; y todos los seres sienten su destino en el triunfo de su esencia. El Proceso Total se descubre y comprende al apreciar el desarrollo parcial de cualquiera de sus manifestaciones, regidas todas por la Ley que, en la variedad, mantiene del Universo la Soberana Armonía. Savia de perfección es la Lucha.

                    Como, las plantas luchan, aspirando a explayar en el triunfo de la flor el resumen de aromas y colores que adquieren, conquistando su esencia a las sonrisas de la Luz y al perfume de las auras, así la vida del Universo resume la lucha de todos los seres, aspirando a explayar sus conquistas en el triunfo majestuoso y definitivo de la Eternidad. Esto es, de la Perfección Absoluta.

                    La Vida, pues, tiene un ideal absoluto: La Eternidad; y un ideal próximo: la relativa perfección; y una base de inmediata defensa: la conservación de la perfección y la vida ganada. Al primero, responde el destino que sienten los seres; al segundo, y a la última, hasta que el ser llega a hombre, el instinto que a la lucha por el triunfo y por la vida los arrastra.[4]


Tenemos pocos datos de la pertenencia a la masonería de Blas Infante. No hay un expediente personal en el archivo de Salamanca. Tampoco podemos contar con sus papeles privados sobre este tema puesto que fueron cuidadosamente quemados por mi abuela Doña Angustias.

Las únicas referencias que he encontrado constan en el libro de Leandro Álvarez Rey sobre la masonería sevillana.[5]

En dicho libro se establece el desconocimiento de su nombre simbólico y el grado que alcanzó a pertenecer. Sí consta documentación de su asistencia e intervención a la erección de columnas de la Logia Redención nº 16 de Ayamote [vi], en la que pronunció un discurso el 9 de Agosto de 1.925.

También consta su pertenencia a la Logia Fe y Democracia nº 22, al menos desde 1.932. Otros miembros de dicha logia eran Don Pedro Vallina, Don Justo Feria y Don Carlos Cuerda, todos de tendencia izquierdista.

Existe otra noticia que dejo apuntada pero cuya veracidad no he podido comprobar. Así, en internet, un ciudadano que se identifica como Lázaro Jaén, y que a lo mejor está entre el público, en el blog de Don Antonio Hernández Espinar afirma que Blas Infante ingresó en la masonería en 1.923 en la Logia Isis y Osiris, de rito egipcio y luego perteneció a la logia Fe y Democracia. También se encuentra otro dato revelador como su trabajo como maestro de la Logia de Perfección Fermín Galán nº 6 de rito escocés antiguo y aceptado (grados 4-14). Incluso llega a determinar que alcanzó el grado 18 de Caballero Rosacruz (último de los grados capitulares).

Cómo he señalado anteriormente, no he podido comprobar la información, sin embargo, la fuente que me la remite, que es de toda mi confianza personal y científica, me ha hecho citarla en esta conferencia.

También la propia casa de Coria del Río contiene elementos claramente definibles como masónicos, destacando la llamada “sala de música”, enfrente de la biblioteca, cuyo dintel obliga a entrar inclinado sobre el que se encuentra una lira de 5 cuerdas órfica, con una sola ventana orientada al este enmarcada con dos columnas y un dintel triangular, única en la casa.

Los ritos de pertenencia (egipcio y escocés antiguo y aceptado) que señala la fuente anteriormente descrita, aunque desfavorable para el rito egipcio (señala que no le gustaba) son muy importantes a la hora de hablar de los símbolos de Andalucía.

                                                                                                                                      Estanislao Naranjo Infante.

Citas:

[1] Álvarez Rey, Leandro. “Aproximación a un mito: Masonería y Política en la Sevilla del Siglo XX”, Área de Cultura, Servicio de Publicaciones del Ayuntamiento de Sevilla, Sevilla 1.996, pág 274.

[2] Cafús, Pablo “El Evangelio de Buda”,Pablo Cafús, sin lugar y fecha de edición.

Guirao , Pedro“Las Preguntas del Rey Milinda y otras narraciones budistas”, B. Bauzá, Barcelona, sin fecha de edición.

Pischel, Ricardo.Vida y Doctrina de Buda”. Revista de Occidente, Madrid, sin fecha de edición. Subrayado por Infante.

Zoroastro. “El Zend-Avesta”.B. Bauzá, Barcelona, sin fecha de edición.

Anónimo.“El Evangelio del Tao (Del Libro Sagrado Tao Té Ching)”, B.Bauzá, Barcelona, sin fecha de edición, en la tercera página hay líneas manuscritas de Blas Infante

Mahoma “El Korán”, Librería de la viuda de J.B. Veragua, Madrid, sin fecha de edición. Hay más ediciones, algunas de ellas en árabe.

[3]Guirao, Pedro.Narraciones del Talmud, el libro secreto de los judíos”, Biblioteca de Teosofía y Orientalismo, B. Bauzá, Barcelona, sin fecha de edición.

Ramacharaka Yogui.La Vida más allá de la Muerte (según las doctrinas orientales)”,  B. Bauzá, Barcelona, sin fecha de edición.

Dacier , A.“Pitágoras. Su Vida, sus Símbolos y los Versos Dorados con los comentarios de Hierocles”,  Casa Editorial Maucci. Barcelona, sin fecha de edición.

Pijoan , Rafael.“El siglo XX y el fin del mundo según la Profecía de San Malaquías”. Librería “La Hormiga de Oro”. Barcelona 1.920.

Heimsoeth , Heinz. “Los Seis Grandes Temas de la Metafísica Occidental”,  Revista de Occidente, Madrid, sin fecha de edición.

Manava-Dharma-Zastra “Libro de las Leyes de Manú”, Librería de los sucesores de Hernando. Madrid 1.912

Jacolliot , Luis.“La Biblia en la India. Vida de Iezeus Chistna” F. Granada y Cª  editores. Barcelona, sin fecha de edición. De este libro hay dos ejemplares, ambos subrayados y anotados por Blas Infante.

Jacolliot , Luis. “Las ciencias ocultas y los iniciados de la India”,  B. Bauzá, Barcelona, sin fecha de edición. Hay una factura de compra a nombre de Blas Infante con fecha 26 de Octubre de 1.926

Blavatsky , Helena P. “La Doctrina Secreta de los Símbolos” , B. Bauzá, Barcelona, sin fecha de edición, copyright 1.925

Blavatsky , Helena P. “La Doctrina Secreta del Hombre”, B. Bauzá, Barcelona, sin fecha de edición, copyright 1.926

Brioude y Pardo, Manuel de.  “Antroposofía”,  Biblioteca Zanoni, Sevilla 1.920-1.921

Verdaguer, Jacinto. La Atlántida”, Ibero-Americana, sin lugar ni fecha de edición.

[4]  Infante Pérez, Blas “Ideal Andaluz”,  Fundación Blas Infante y Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, Sevilla 1.982. ,página 13

[5] ALVAREZ REY, Leandro. “Aproximación a un mito: Masonería y Política en la Sevilla del siglo XX”. Area de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, Servicio de Publicaciones. Sevilla 1.996, pág 274

[vi] Ibidem pagina 334

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *